Internet a la boliviana

Más información y enlaces acerca de los artículos de la columna Internet a la boliviana


Deja un comentario

Datos abiertos

Un grupo de gente especializada en comunicación, periodismo, informática, diseño web y políticas públicas; junto a activistas y entidades de cooperación internacional en América Latina se han organizado desde el 2013 para promover la apertura y el uso de datos abiertos que beneficien a la sociedad y mejoren las políticas públicas. Se reúnen anualmente en un evento que se llama Abrelatam.

A su vez, los gobiernos se han organizado en torno a esta misma temática, los datos abiertos de las administraciones públicas, y también se reúnen anualmente en otro evento regional latinoamericano, que se llama ConDatos. Todos los años se aprovecha la concurrencia de ambos eventos para hacerlos uno inmediatamente después del otro. Este año se realizarán en Costa Rica.

Aunque podría parecer que, al compartir el lugar del evento y parte de la concurrencia, no existen grandes desencuentros entre sociedad civil y gobiernos, los acuerdos no siempre están presentes. De hecho, un grupo de activistas ha sido protagonista de dos eventos de apertura de datos muy importantes que han tenido niveles de escándalo: uno a nivel global como es el #PanamáPapers, que reveló el ocultamiento en un paraíso fiscal de propiedades de empresas, activos, ganancias y evasión tributaria de jefes de Estado y de gobierno y líderes de la política mundial, entre otros.

El segundo caso es el de la constructora brasileña Odebrecht, que habría sobornado a funcionarios públicos de al menos 10 países latinoamericanos (Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela), durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas. Por este caso, el expresidente del Perú Ollanta Humala y su esposa han sido encarcelados y la investigación sigue.

Ambos eventos, más el de #GobiernoEspía en México (un caso de espionaje gubernamental a periodistas y activistas de derechos humanos); además de un quiebre de la representación de la sociedad civil en las reuniones de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP), cuyos miembros decidieron salirse de la reunión, ponen un contexto complicado para el evento de Abrelatam y ConDatos en Costa Rica a finales de agosto.

Mientras tanto, en el país se ha aprobado entre funcionarios públicos una norma técnica para orientar la adecuación y apertura de datos del sector público. Sin embargo, parece que no existen más avances en esta política y solo unos pocos representantes de la sociedad civil participan y se enteran. Es un tema delicado, como lo muestran los casos internacionales, pero no parece importarle mucho ni al Gobierno ni a la ciudadanía.

 

(Artículo publicado en la versión impresa del periódico La Razón de 24 de julio de 2017 http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Datos-abiertos_0_2751324867.html)

Anuncios


Deja un comentario

Cambridge analytica: ganadores y perdedores en la Sociedad de Conocimiento

El escándalo del supuesto abuso de privacidad de datos que ha realizado la empresa Cambridge Analytica en dos procesos de elecciones ha marcado las dos últimas semanas de actualidad mundial. Los dos procesos a los que refieren son las presidenciales de EE.UU. de 2016 que dieron por ganador a Trump y el referendum acerca de la salida del Reino Unido de la Unión Europa, que se llamó Brexit.

Cambridge Analytica ha logrado armar una base de datos de electores con información de 50 millones de perfiles de Facebook y ha procesado estos datos de manera que ha definido algo más de 30 perfiles de votantes a quienes se les dirigía mensajes producidos específicamente para cada perfil. Esto, opinan algunos expertos, manipuló la opinión pública y la intención de voto favoreciendo la elección de Trump y el sí por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ambos procesos en los que Cambridge Analytica estaba contratada como empresa de análisis de datos y de comunicación política.

Lo que esta empresa ha hecho, en una primera parte, no difiere de lo que la mayoría de empresas de Internet hacen legalmente pero con implicaciones éticas que están actualmente en acalorado debate: extraer datos personales de sus usuarios y usuarias con su consentimiento firmado pero sin entendimiento real de las implicaciones en sus vidas ni de los datos que acceden a compartir. El modelo de negocios que se ha impuesto en Internet es este, las empresas extraen nuestros datos incluso por solo navegar en sus sitios web, estas se hace con cookies que se anuncian cada vez que estamos navegando en un sitio, y luego las procesan o las venden a terceros.

La segunda parte es lo diferente, la capacidad de procesamiento de datos que pocas empresas tienen. Es decir, el modelo teórico y algoritmico que permite procesar esos datos para definir perfiles en un ejercicio de microsegmentación de público votante. En la sociedad de conocimiento es ganador quien tiene la capacidad de procesar datos para resolver necesidades o fundar negocios. Quienes solo acceden a datos, los ordenan y los limpian, son los perderores de la historia, que son la mayoría de las empresas de base tecnológica.

Entonces ¿es ilegal procesar datos? ¿Es ilegal procesar datos para hacer perfilamiento de votantes y dirigirles mensajes? ¿Es ilegal conseguir datos de Facebook que establece en el contrato con cada usuario y usuaria que podrá darlos a terceros con motivos de marketing? Parece que nada de esto es ilegal pero tiene implicaciones en aspectos como la calidad de la democracia, la libertad de expresión, el acceso a la información y la privacidad de datos. El juicio implantado en el Reino Unido está debatiendo estos temas.